Committed to helping you heal while we recover.

Lesiones personales: ¿Cuáles son los daños no económicos?

On Behalf of | Jul 10, 2024 | Español, Lesiones personales

Las lesiones personales no son solamente un dolor físico. La mayoría de las personas que han sufrido una lesión personal también llevan cicatrices más allá del cuerpo. Conocidos como daños no económicos, este tipo de heridas no siempre son visibles y pueden ser aún más dolorosas.

Las victimas de lesiones o negligencias tienen que lidiar con el dolor físico. Adicionalmente, se enfrentan a emociones dolorosas ocasionadas por la lesión personal. Este tipo de sentimientos y daños psicológicos deben reconocerse e identificarse. Al mismo tiempo, se deben tratar con la misma seriedad que los daños físicos.

Conozca los daños no económicos de las lesiones personales

Los daños no económicos son aquellas heridas emocionales, subjetivas y no cuantificables. En un caso de lesiones personales, donde una persona daña la salud de otra, la víctima obtiene una indemnización por los gastos médicos, el dolor y el sufrimiento ocasionados.

La indemnización que obtiene la víctima también contempla los daños no económicos (enlace en inglés). Dicho de otra manera, los daños no económicos compensan a la víctima por las heridas emocionales y psicológicas. Algunos ejemplos de daños no económicos en casos de lesiones personales son:

  • Dolor y sufrimiento
  • Angustia mental
  • Pérdida del consorcio
  • Pérdida del disfrute de la vida
  • Daños emocionales (depresión, baja autoestima, entre otros)

En resumen, los daños económicos son cuantificables. Por ejemplo, tratamientos, medicamentos, entre otros, pueden reflejar su costo en un recibo. Caso contrario, los daños no económicos no se pueden cuantificar en recibos y, al mismo tiempo, son subjetivos según cada caso.

Tras un accidente, la víctima puede experimentar emociones turbulentas. El shock inicial luego de sufrir una lesión personal (enlace en inglés) como consecuencia de la acción o negligencia de otra persona suele desencadenar varias emociones. Ira, frustración, desesperanza o depresión. Incluso la imposibilidad de realizar actividades diarias o de disfrutar de pasatiempos ocasionan daños emocionales.

¿Cuáles son sus opciones?

Las victimas de lesiones personales tienen derecho a recibir una compensación monetaria. Este soporte económico pretende cubrir los gastos derivados de una lesión. En algunos casos, una persona puede iniciar un proceso legal por daños emocionales, incluso si no ha recibido una lesión física.

Si usted o un conocido ha sido víctima de la negligencia o ha sufrido daños a causa de las acciones de otra persona, recuerde que tiene derecho a recibir una compensación. El dinero quizás no pueda resarcir los daños, pero es un apoyo fundamental en la búsqueda de un mejor futuro. Una firma de abogados con experiencia en casos de lesiones personales puede brindarle la orientación adecuada y mostrarle el camino a seguir después de sufrir una lesión.

Archives